Astigmatismo

Clínica Oftalmológica Providencia

La causa de este vicio de refracción suele estar determinada genéticamente, aunque también se produce como consecuencia de traumatismos o enfermedades. Puede aparecer solo o asociado a la miopía e hipermetropía, y suele ser estable durante toda la vida.

El astigmatismo se produce cuando la córnea, la capa externa y transparente del ojo, no tiene la misma curvatura en todas sus zonas. En pacientes con astigmatismo, la córnea presenta una irregularidad de forma ovalada, que puede ser simple o severa, con lo cual los rayos de luz no son refractados correctamente.

Los síntomas más comunes son percepción distorsionada de las imágenes, agudeza visual de lejos deficiente y/o dificultades para ver detalles sutiles, ya sea de cerca o a distancia.

La causa de esta irregularidad suele estar determinada genéticamente, aunque también puede producirse como consecuencia de traumatismos, enfermedades o tras intervenciones quirúrgicas (como el trasplante de córnea).

Puede corregirse con anteojos, lentes intraoculares, lentes de contacto o cirugía Lasik, tecnología que personaliza la aberración corneal y corrige el astigmatismo dependiendo de las necesidades individuales.

Así funciona un ojo con Astigmatismo:

En un ojo con astigmatismo, los rayos de luz que entran al ojo se enfocan en diferentes puntos unos con otros, por lo que las imágenes se ven distorsionadas. En un ojo normal, los rayos de luz que entran al ojo se enfocan sobre la retina, gracias al poder convergente de la córnea y el cristalino. (Pasa sobre la imagen para ver un ojo normal).

Testimonios

Cecilia Valenzuela

LASIK

“Al otro día de la intervención veía bien y al mes prácticamente perfecto. Me cambió la vida, ya no dependo de los anteojos para hacer mi vida normal. Recomiendo 100% la clínica y el procedimiento”.

Llámanos