Golpes en los ojos ¿son peligrosos?

Desprendimiento de retina, glaucoma traumático y opacidad corneal, son algunas de las consecuencias que podría ocasionar una lesión en la vista.

 

Realizando deportes, jugando o tal vez como consecuencia de un accidente, es posible sufrir un golpe en el ojo. Este trauma, que quizás en un primer momento no parezca grave, puede traer en muchas personas una serie de consecuencias que siempre es mejor evitar o tratar en forma temprana.

 

Algunas de estas son:

  • Desprendimiento de retina: Este es uno de los resultados más graves que puede ocurrir luego de un traumatismo ocular. La retina es un tejido transparente y delgado que recubre la capa interna del ojo y es el responsable de enviar al cerebro las imágenes de lo que se observa, a través del nervio óptico. 

Ante un golpe, la retina puede desprenderse y comenzará a enviar al cerebro imágenes borrosas, zonas en negro o puntos negros.

Sin un diagnóstico y tratamiento, puede llegar a atrofiarse y, posteriormente, que la persona pierda por completo la visión del ojo afectado.

 

  • Glaucoma traumático: El glaucoma es el aumento de presión dentro del globo ocular. En este caso ese incremento sucede debido al golpe que el ojo recibe y puede provocar daños en la retina que luego puede implicar pérdida de la visión.

Esta afección ocurre más frecuentemente en los deportes de contacto, tales como el boxeo, waterpolo, etc.

 

  • Opacidad corneal: Este trastorno impide que la córnea ingrese la luz con normalidad al interior del ojo. Esto provoca que se ocasionen daños visuales muy graves. 

Es más frecuente en algunos trabajos o actividades como la minería o la soldadura. 

 

  • Afecciones musculares: Los músculos que están en la zona ocular, también se pueden ver afectados por un golpe. Entre las consecuencias están las desviaciones, como el estrabismo, que más que algo estético, influye también en la forma correcta en que debe funcionar el ojo. 



Síntomas para estar atentos

Si bien los síntomas que pueden aparecer luego de un golpe en el ojo son muchos y variados, hay algunos a los que hay que poner más atención: 

  • Visión borrosa
  • Dolor de cabeza y mareos 
  • Sensación de pérdida de equilibrio
  • Inflamación o hinchazón en el ojo 
  • Aparición de moretones en el ojo o en la zona de los párpados
  • Aparición de sangre en la zona de la esclerótica (la parte blanca del ojo) o el iris
  • Inflamación del propio globo ocular
  • Cambios en el tamaño o la forma de la pupila 
  • Ver destellos luminosos y/o halos brillantes alrededor de fuentes de luz

Ante un traumatismo ocular es importante actuar en forma rápida, por lo que se aconseja primero evaluar a simple vista cómo se encuentra el ojo afectado, luego tener en cuenta los síntomas que exprese la persona afectada y si presenta dolor en el ojo, para después acudir a un centro asistencial a la brevedad a realizarse un chequeo visual. En Clínica Oftalmológica Providencia contamos con especialistas que podrán atenderlos en este tipo de urgencias. 

 

Cómo evitar riesgos oculares

La mejor forma de prevenir los traumas oculares es protegiendo los ojos. Ya sea en la práctica de deportes o en el trabajo, lo importante es utilizar anteojos o protectores visuales de buena calidad y que estén certificados para este tipo de protección.

Compartir :