La importancia de proteger la vista de las pantallas

La importancia de proteger la vista de las pantallas

Desde dolor de cabeza, ojo seco hasta miopía y degeneración macular son algunas de las consecuencias de no cuidar los ojos de los dispositivos electrónicos. 

 

Computadores, celulares y tablets están cada día más presentes en el día a día de todas las personas. Y si bien es importante y muchas veces necesario utilizarlos por el trabajo, estudio o conexión, también es de suma importancia ser conscientes de los daños que pueden provocar en los ojos.

Los especialistas de Clínica Oftalmológica providencia (COP) explicaron cuáles son algunos de los riesgos a los que hay que poner atención:

  • A corto plazo se puede presentar fatiga visual, dolores de cabeza, síndrome de ojo seco, así como molestias tales como ojos irritados, rojos, cansancio y picor.
  • A largo plazo se ha descubierto que en niños y adolescentes se pueden presentar más problemas de miopía. También, y en cualquier momento de la vida, pérdida de agudeza visual y, en algunos pacientes, se ha adelantado la aparición de síntomas relacionados con la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

 

¿Y qué se puede hacer para cuidar los ojos?

Como las pantallas nos seguirán acompañando, debemos tomar medidas para poder seguir utilizándose pero en armonía con nuestra salud.

Protege tus ojos de las pantallas de los dispositivos electrónicos con algunas de las siguientes formas que se aconsejan:

  • Tomarse descansos: Se recomienda que por cada media hora de trabajo en pantallas, hay que descansar la vista 5 minutos. 
  • Ajustar la iluminación de la pantalla y/o monitor: Un brillo excesivo de ellas implica mayor daño para los ojos, mientras que uno insuficiente hace que la vista tenga que hacer un sobreesfuerzo para ver. 
  • Ajustar la distancia con las pantallas: Una correcta separación con la pantalla del computador está entre los 50 y 60 centímetros. Con esa medida se puede ver bien y no se provocan daños.
  • Buena iluminación ambiental: Además de la luz de las pantallas, se debe contar con una iluminación adecuada tanto si es natural como artificial. Debe ser indirecta al computador, evitando los reflejos.
  • Parpadeo consiente: Al utilizar dispositivos electrónicos, disminuye la frecuencia de parpadeo. Se debe tomar conciencia de esto y realizarlo en forma forzosa cada 10 segundos.
  • Salir al exterior: Una excelente forma de descansar los ojos es salir hacia el aire libre y mirar objetos que estén en la distancia. Si es imposible salir, hacer el mismo ejercicio a través de una ventana.
  • Uso de protectores: Uso de equipo adecuado para filtrar la luz azul. Desde cubrepantallas hasta anteojos protectores que estén certificados. 

 

Estos consejos deberían ayudar a disminuir los síntomas de fatiga visual. Pero en caso de que las molestias persisten, es recomendable solicitar un chequeo oftalmológico. Solo un especialista podrá ayudar a realizar un diagnóstico personalizado para cada paciente.

Compartir :