Los ojos también sufren con las alergias

Irritación, párpados hinchados, sensación de arena y picazón son algunos de los síntomas que pueden llegar a presentarse.

La primavera no sólo trae un aumento en las temperaturas y el florecimiento de los árboles, sino que además suma un molesto visitante: las alergias.

Y si bien muchos creen que éstas afectan solamente al sistema respiratorio, lamentablemente no es así, porque nuestros ojos también sufren con ellas.

“Los principales síntomas son ardor ocular, lagrimeo, cansancio visual y pérdida intermitente de la nitidez visual o como dicen los pacientes sensación de desenfoque intermitente”, señala el doctor Eusebio García, oftalmólogo de Clínica Oftalmológica Providencia.

A éstos se agrega irritación, párpados hinchados, percepción de arena por dentro y picazón. Este último es uno de los más severos debido a que la constante irritación por el prurito y frotarse repetidamente los ojos puede llegar a causar una enfermedad llamada queratocono, que daña la córnea y provoca una importante pérdida de la visión.

Es importante que la persona que sufre de alguno o todos estos indicios acuda a un especialista. Además, explica el doctor García, si un paciente sufre de otros tipos de alergias también debe consultar a un oftalmólogo. “Los pacientes portadores de rinitis alérgica, asma, dermatitis atópica y/o alérgicos al polen, deben ser evaluados para determinar la presencia o no de alergia ocular y establecer el tratamiento oportuno e individualizado”.

Prevención

El especialista de COP recomienda evitar el contacto con lo que provoca la hipersensibilidad. Y en caso de no poder evitarlo, tomar las precauciones adecuadas como la utilización de anteojos de sol y sombreros.

Es importante señalar que se debe seguir un estricto cuidado de los lentes, limpiándolos y desinfectándolos todos los días, tanto adultos como niños, porque al proteger del polen, quedan con restos de éste y puede provocar un aumento de los síntomas.

En espacios como la casa, limpiar en profundidad y reemplazar aquellos objetos que incrementan los síntomas, como alfombras y almohadas por aquellas que son repelentes a los ácaros.

Y si tiene mascotas en lo posible manténgalas en el patio y lave sus manos luego de acariciarlas o jugar con ellas.

Recuerde que la prevención y el cuidado correcto de los cuadros alérgicos son los que le permitirán pasar de mejor forma esta temporada.

.



Llámanos