Uveítis

Clínica Oftalmológica Providencia

Es la inflamación de la úvea, membrana que en envuelve el interior del globo ocular y aporta la mayor parte del suministro sanguíneo a la retina y al globo ocular en sí. La úvea está situada dentro del globo ocular y en ella podemos distinguir dos partes: úvea anterior (iris y cuerpo ciliar), en contacto con el cristalino y las estructuras de la cámara anterior, y úvea posterior (coroides), en contacto directo con la retina.

La Uveítis suele acompañarse de disminución de la agudeza visual, de curso lento y progresivo y dolor. No produce secreciones externas lo que la distingue de otras causas de ojo rojo, como la blefaritis, conjuntivitis y el glaucoma agudo. Por extensión se llama Uveítis a cualquier tipo de inflamación del interior del ojo y puede afectar a uno o ambos ojos.

Causas:

La Uveítis puede ser causada por trastornos del sistema autoinmune,  artritis reumatoidea o la espondilitis anquilosante, infección por virus o exposición a toxinas. Sin embargo, en la mayoría de los casos la causa se desconoce.

Síntomas:

Los síntomas son diferentes según la zona de la úvea que se encuentra afectada. Si está afectada  la parte anterior se nota mayor sensibilidad a la luz, enrojecimiento de los ojos, visión borrosa o dolor ocular. En la parte posterior, aunque no haya dolor, existe pérdida de visión.

Tratamiento:

Existen diferentes tratamientos según la localización de la Uveítis y la causa que la originó. Por ejemplo, la Uveítis anterior se trata con gotas antiinflamatorias; la posterior no infecciosa con cortisona oral o mediante inyecciones. Si está asociada a una patología crónica puede requerir el uso de fármacos inmunomodulares o de antibióticos si tuvo como causa basal una infección.

Llámanos